sábado, 27 de mayo de 2017

Los premios de la ONU

Este premio otorgado de forma tan cerrada y elitista, y a sabiendas de todos los hilos que mueven el dinero y el poder en el mundo, nos obliga a preguntarnos qué clase de obras son las que a través de influencias faranduleras se están posicionando en el circuito internacional del arte, en notorio contraste con el escaso o nulo apoyo institucional y cultural que reciben los trabajos de los artistas locales que por carecer de la ayuda requerida, no pasan de un exiguo reconocimiento local si es que algún día logran coronar una exposición. Con un agravante que en este caso cae como pedrada en ojo tuerto: el mercado del arte promociona obras que utilizan la problemática social no para develar las injusticias, los dramas humanos y las desigualdades causadas por los privilegios de unos pocos, sino para embellecer la pobreza que los mata. De esta forma, lavan su conciencia y la de su clase, venden su obra y se desentienden después. Los Gatopardos abundan. Que todo cambie para que todo siga igual.

Muriel Angulo. Menina Emputá!

A propósito de los premios de la ONU
http://www.eluniversal.com.co/cultural/la-cartagenera-ruby-rumie-premiada-por-la-onu-251883
http://www.elespectador.com/entretenimiento/gente/por-su-trabajo-con-comunidades-indigenas-amelia-toro-recibira-premio-women-together-articulo-684667

miércoles, 27 de enero de 2016

Realimentación Reclamo No. 15943

Por Alexa Cuesta Flórez



CABILDOS Y PREGONES PA LOS CHAPETONES


COMUNICADO CLANDESTINO DESDE EL MAR CARIBE DE COLOMBIA. PUBLÍQUESE, COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE. Muriel Angulo. 2016

Que lo sepa el mundo entero, que aquí en la Plaza del Pozo, fue que un cubano glorioso dio el grito de independencia, aquí nació la insurgencia del pueblo cartagenero, para que los chapetones se fueran de nuestro suelo… 

Soy Getsemanísense
Canción popular cartagenera.


El día en que recibí el comunicado enviado por el Ministerio de Cultura a la Comunidad de Artistas Visuales de Cartagena CAVCA, en respuesta a la queja presentada por las irregularidades sucedidas durante la organización de la curaduría Arte Corrosivo en la ciudad, tenía en mis manos el libro Casa Tomada de Ladys Posso, una cartagenera que a partir de testimonios de habitantes del antiguo arrabal de Getsemaní y del suyo propio, hace un viaje a la semilla de nuestra memoria reconstruyendo todo un patrimonio de conocimientos y tradiciones, oralidades, músicas, cantos y pregones, saberes culinarios, oficios, poesías, rebeldías, independencias, cabildos e historias que a fuego lento cocinaron las particularidades de la antigua periferia cartagenera y que ahora las empresas turísticas pretenden transformar en un lugar de franquicias y concesiones poniendo en riesgo la sabiduría centenaria de nuestra herencia cultural a cambio de un paquete de bienes y servicios listos y empaquetados para ser consumidos por turistas ávidos de aventuras exóticas y tropicales. Hago este vínculo literario y afectivo con la clara intención de poner en evidencia la farsa cultural avalada por el Ministerio de Cultura, que dejó al descubierto las inmensas falencias éticas y conceptuales con las que se vienen manejando los Salones Regionales de Artistas en Colombia. Sería importante recordarle a esta institución cultural que no es enviando curadores (¿de qué?) faroleros y pretenciosos, ignorantes de los saberes y quereres de la ciudad y de la región, la manera como el ministerio va a dar cumplimiento al mandato constitucional de proteger y salvaguardar la cultura y la identidad de las diferentes regiones de nuestro país. Incomprensible además que la entidad encargada de preservar dichos procesos, sea la misma que los descuide en el Caribe colombiano, un territorio que debido a su gran diversidad y riqueza cultural goza de protección especial por parte de la Constitución Colombiana. El patrimonio oral, inmaterial e intangible de nuestra región es el cordón umbilical a partir del cual artistas, músicos, bailarines, cocineras, cantadoras, narradores y demás hacedores del Caribe colombiano construyen sus imaginarios y narrativas, elaborando un tejido centenario llamado a ser nuestra única protección contra la globalización, esa peste desmemoriada que arrasa con la diversidad y con el origen de todas las cosas dejando un inmenso vacío que aprovechan con creces las industrias culturales.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

RESPUESTA a la RESPUESTA de MinCultura

(LA RESPUESTA de MinCultura)



Señoras

GIOMAR ACEVEDO GÓMEZ, Directora de Artes
CAROLINA PONCE DE LEÓN, Coordinadora Área Artes Visuales

Debo expresar mi decepción ante la respuesta a la queja que envié a propósito del Salón Regional Arte Corrosivo. Esta fue tratada como un Derecho de Petición y no como una reclamación que buscaba despertar el interés de su equipo para emprender una investigación que permitiera aclarar las razones del resultado mediocre que vimos en Cartagena en dicho salón.

Evidentemente, han tratado nuestras quejas como un proceso burocrático al que hay que resolver de afán con un abogado, en lugar de mostrar un sincero interés por las situaciones lastimosas que se vieron en este regional, las que se seguirán reproduciendo si el ministerio no les da la atención que requieren.

domingo, 13 de diciembre de 2015

UN CLUB DE BUENOS MUCHACHOS


Muriel Angulo. Collage sobre periódico. 2012

Muy interesante que el texto “Reflexiones críticas en torno a las transformaciones del Salón, la relación entre arte y política” de Ricardo Arcos Palma1, ponga sobre la alfombra roja los concubinatos y las relaciones licenciosas que se han ido condimentado a lo largo de la historia del mundillo del arte de este país y que por antiguas y terminales ya han están haciendo metástasis en el cerebro de algunos. Pero lo mas interesante del texto, es el relato subyacente que revela cómo a pesar del oropel y del estatus de inmunidad del que goza nuestro sistema institucional de arte, los ingredientes utilizados en nuestro cocinado artístico y cultural son los mismos con los que históricamente se han preparado las pócimas envenenadas de la historia política, económica y social del país. En pocas palabras el mismo engendro que corre por las venas de las élites centralistas y blancas del país, corre por las venas del sofisticadísimo, educadísimo y “cultísimo” grupo de iniciados que construye la cultura “para todos” en Colombia. Eso quiere decir que el estamento social del arte en nuestro país acostumbrado a lavarse las manos con tanta facilidad, ha sido tan responsable de nuestras desgracias como las demás instancias del país. Pero además de todos los buenos negocios de libre amancebamiento público-privado que son citados en el texto, hay un punto de giro que se le escapa al autor, que marcó un antes y un después en el devenir del arte colombiano.

LA RESPUESTA

de Artes Visuales MinCultura a la queja impuesta por Muriel Angulo, Alexa Cuesta Flórez y Helena Martin Franco ante errores graves cometidos por la curaduría "Arte Corrosivo" en los 15 SRA 2015.

Decidimos dar acceso directo al documento para facilitar la participación de los/las artistas en el análisis del mismo y en la búsqueda de acciones y propuestas dirigidas a una pronta solución de los inconvenientes presentados con ocasión de los últimos salones regionales, con mira a que dichas dificultades sean subsanadas en el futuro inmediato por MinCultura.